Si, he leído y acepto la política de privacidad
Si, quiero recibir comunicaciones de Poveda

[buscador-cursos]

Proyecto integral de la Casa Farol en colaboración con Muka Arquitectura

Nos sumergimos en una vivienda de nueva creación situada en Griñón, localidad de Madrid, junto a Moisés Royo Márquez, arquitecto y director del estudio Muka Arquitectura. Su largo recorrido profesional le han llevado a trabajar en grandes proyectos de arquitectura e interiorismo, y también creó el espacio tienda-exposición de Poveda Colección en Madrid.

 

La Casa Farol es uno de los trabajos más recientes de Muka Arquitectura. Moisés, junto con su equipo, han realizado el proyecto integral de esta casa con la colaboración de Poveda. ¿Quieres ver el resultado final?

Proyecto integral: Casa Farol de Muka Arquitectura

 

Desde el estudio Muka Arquitectura, querían que la Casa Farol se integrase en el municipio. Mosiés Royo defiende que “la casa (…) debe relacionarse con la ciudad y producir nuevos encuentros con el contexto urbano en que se inserta.  Al mismo tiempo, debe manifestar una cierta condición enigmática de lo que ocurre tras sus paredes y cerramientos que proteja a sus usuarios tanto visual como funcionalmente”.

 

En el exterior un protagonista: el ladrillo visto

El exterior de la Casa Farol está marcado por el ladrillo visto que cubre la fachada. El frente de la vivienda está formado por piezas de celosía, uno de formato cuadrado y otro rectangular que, al encajarse unas con otras, dan lugar a un juego de formas visuales. Estos módulos están unidos mediante unas juntas invisibles a percepción visual. Muka Arquitectura señala que “si bien los romanos nos enseñaron a emplear la argamasa para la unión entre dos piezas de ladrillo, la capacidad de la técnica actual permite la desaparición de la unión, produciendo una fricción, o tensión, entre la materia cuya vibración se traslada a la tensión de la pieza colocada en el paisaje urbano”.

 

Visualmente, la celosía varía según la hora del día. Los reflejos de la luz natural sobre la fachada de la casa dan lugar a juegos de luces diferentes. Los arquitectos de Muka Arquitectura manifiestan que “una opacidad exacerbada, un conjunto de reflejos, tonalidades y texturas que abarcan un amplio rango de matices, (…) manifestando un sinfín de posibilidades y variables que, una vez más, convierten esta solución sencilla en una casa compleja. Un farol habitado”. Además, el ladrillo visto actúa como una protección frente al exterior, impidiendo que la privacidad de la casa quede visible a los vecinos.

En el exterior, la vivienda se integra en el jardín y la piscina siendo parte de la vida cotidiana de la casa. Poveda Colección puso el broche en la piscina, con piezas de Mutina.

El interior, una extensión de los alrededores de la Casa Farol

La planta baja de la Casa Farol se empapa en la piscina y el jardín gracias a los ventanales de cristal que unifican toda la estancia. Moisés Royo insistió en que “la solución de grandes ventanales de suelo a techo, deslizantes, permiten vincular interior y exterior desdibujando sus límites”.

La estancia inferior del hogar se pensó de forma que fuese diáfana. Respecto a la planta baja, Moisés Royo resalta que “tanto el pavimento como el techo han sido ejecutados como elementos que guardan una relación de tensión entre ambos, entendiéndose como un ‘sándwich’ funcional donde se desarrolla la mayoría de la actividad de la casa”.

 

En este lugar de la vivienda, Poveda Colección incorporó el pavimento interior de gran formato de Kerakoll Warm Collection. Además, la encima en porcelánico de la cocina se combina con el resto de materiales incluidos en la casa.

 

La horizontalidad de la planta inferior de la vivienda está determinada por dos planos de hormigón visto, y que se rompe con la escalera compuesta de una losa diagonal. Este elemento cubre la cocina, convirtiéndola en un refugio frente al hall de la casa.

Situados en la planta superior de la Casa Farol, el pavimento cerámico de gran formato de Poveda Colección se eleva cuando se proyecta la luz del exterior que se sumerge entre la celosía de la fachada. Muka Arquitectura alude que “la celosía aporta un grado de privacidad adicional a la planta superior sin renunciar a la luz. Su ejecución a través de bastidores colgados de los cantos de los forjados desmaterializa su presencia desde el interior”.

El ladrillo visto de la fachada, al separarse de los paramentos verticales exteriores, da lugar a una estancia extra a modo de terraza cubierta. Estos paramentos están compuestos por maestreados de cal, y sobre ellos se proyecta la luz natural. Los arquitectos del estudio señalan que “(…) la celosía se separa lo suficiente para conformar una galería y una estancia adicional de la vivienda. De esa forma, el límite entre interior y exterior vuelve a desdibujarse para entrar en un mundo de situaciones intermedias que aportan riqueza a la experiencia en la casa”.

No cabe duda de que la Casa Farol es una vivienda espectacular en la que el material y las formas juegan un papel fundamental. ¿Qué te parece el resultado final de este proyecto?

Muka Arquitectura / Moisés Royo y Jesús Bermejo

En colaboración con Poveda Colección

Colaboradores: Ignacio Campos Alcaraz, Loreto Carmenado Vaquero, Alba Martín de Vidales Mateos, Antonio González Rodríguez y Helena Medina

Arquitecto Técnico: Gonzalo S. Buenache

Fotografía: Javier Callejas

Proyecto: Casa Farol en Griñón, Madrid

Fecha de ejecución: mayo de 2022

Imágenes cedidas por el estudio

Te esperamos en #Poveda para acompañarte en tus proyectos de interiorismo.

Si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nosotros y solicitar cita previa para una atención exclusiva, a través del formulario de esta web.

9 de junio de 2022